Sexuación en lo jurídico -el Kakón-

por Daniela Ward

Curso breve: Una mujer. Psicoanálisis con lo femenino

Comentario de 2da. Conversación

En el segundo encuentro el pasado miércoles 17, convocados por el discurso jurídico y sus incidencias  como máquina de significación, la conversación que contó con el comentario de Enrique Acuña nos permitió, a partir de la tensión entre la clínica del acto y la masa en Freud y en Lacan, localizar qué significación social hay en el pasaje al acto.

Avanzar también a la comunidad de los goces donde  lo jurídico apuesta a la convivencia entre ellos y sin embargo no es condición suficiente para la aparición del sujeto del inconsciente; el tema de lo “imposible” y las políticas de las identidades completó el recorrido propuesto.

Respecto de un discurso como el jurídico que brilla dentro de los dispositivos actuales que organizan una sociedad en el tiempo que se viene gestando hace varios años a partir de la conocida época de la declinación del padre (1), cómo lograr despejar la identidad, si sabemos que el odio –como odio al goce del otro- , es lo que permite la identidad? No podemos especular fácilmente una salida puesto que las comunidades de goce se van a cerrar cada vez más sobre sí mismas.

En este lugar cita la primera parte de la conversación respecto de “lo común” (Jorge Alemán) situando la diferencia respecto de lo común como utopía. En “lo común” no está la masa, no hay un Todo alienación, hay las soledades. Podría conformar a partir de un rasgo común, nombrando su distinción de goce en cada uno y eso genera sectas.

El punto central en el que giran los temas está dado por el pasaje por la psiquiatría francesa en la que Lacan se interesó en el término “pasaje al acto”. Su definición ya estaba puesta en cuestión por Lacan en su polémica con Henry Ey en el año 1946 desde el análisis de los llamados “homicidios inmotivados” que leyó en un psiquiatra llamado Giraud (1928).

Esta inmotivación es lo que justamente va  a poner en cuestión impulsando la redefinición teórica que se puede recorrer en los Escritos 1 de Jacques  Lacan, de la mano de una trilogía de escritos como “La agresividad en psicoanálisis”, “Funciones del psicoanálisis en la criminología” y en “Acerca de la causalidad psíquica”. Estos desarrollos nos llevaron directamente al concepto griego de kakón, que proviene de Aristóteles y arroja una nueva definición de lo que concebimos en psicoanálisis como acto criminal.

La cuestión se invierte de manera muy precisa y la tesis lacaniana sobre la paranoia de autopunición con el caso Aimée es un ejemplo de ello. En la psiquiatría  el kakón que se define como ser en el mal, implica que el alienado trata de alcanzar en el objeto al que golpea el kakon de su ser, es decir, su propio mal rechazado. Esa alienación en el otro es en la conceptualización del acto agresivo  se expresa como intento de liberación de un goce intolerable que amenaza al sujeto.

Cuál es la inversión en juego en la redefinición de Lacan? Por un lado, contar en ello el mal que hago en función de un golpe a mí mismo en el golpe al otro. “Es ese Otro del inconsciente que es mi otro que soy yo y me desconozco: no soy yo, es mi prójimo/próximo que habita en mí”, expresaba Acuña.

Por otro lado, se trata entonces de un acto que se aleja del acto reflejo y que tenemos que pensarlo como aquello que causa un pensamiento (2). Si un acto causa un pensamiento es porque cambia a un sujeto de lugar: “el sujeto que realiza un acto criminal, como resultado de este acto, no se encuentra ya en el lugar en que estaba antes de realizar el acto” (3) Con ejemplificaciones a partir de Aimée y también casos locales como Barreda se abordó esta pacificación a partir de un pensamiento que es a posteriori del acto.

Qué se equilibra después del acto cuando sabemos que el criminal no es el mismo luego de haberlo protagonizado: el acto es la causa de un pensamiento – invirtiéndose la lógica que define a la neurosis obsesiva: que en su pensamiento no actúa ya que el pensamiento lo atrapa más que la acción-. A diferencia que en la obsesión, aquí el acto genera un pensamiento y el sujeto logra un S1 absoluto: “yo soy …un criminal”, yo maté a alguien, por ejemplo y determina una identidad: un “ser asesino”.

Lo aportado por Acuña en el sentido señalado, permite avanzar en las consecuencias clínicas investigadas: retoma el kakon en la acción de Aimée sobre el otro y subraya el atacar eso que trata de alcanzar en el otro. Que nombre tiene en Freud? Es el ideal del yo de Psicología de las masas. En consecuencia, ataca en el Ideal del otro al que ama un rasgo y trata de alcanzar en el otro su propio ser. Podemos decir entonces que mata el ideal que trata de alcanzar de sí mismo: Aimée ama en el otro lo que odió de sí.

El pasaje al acto puede ocurrir con alguien que no sea psicótico. Estamos alertados y venimos hablando de los femicidios, por ejemplo. Destacamos siguiendo a Lacan el pasaje al acto como un “no hay pensamiento”, delimitando un tiempo de concluir anticipado y luego el pensamiento. En tal sentido no hay ningún síntoma, sino más bien el  significado absoluto citado en el S1.

Se retoma la perspectiva introducida en su conversación inaugural en el mapa de goces: el goce ligado al goce fálico; el goce Otro y el goce del Uno para subrayar que un análisis es el “travesía por esos goces”, que comprometen lo medible,  lo que puedo contar en el goce fálico; el punto de locura de cada uno en el goce Otro y que  el Uno residual, el S1, un real como resultado de un final sobre el modo de gozar de cada uno que por el análisis lo puedo saber. Diferencia del criminal que no lo pensó porque la causa está primero y después el pensamiento.-

Notas:

  • El Otro que no existe y sus comités de ética Jacques Alain Miller en colaboración con Eric Laurent. Ed. Paidós
  • A quien mata el asesino? Psicoanálisis y criminología. Silvia Tendlarz y Carlos Dante García, Prólogo de Germán García. Ed. Paidos
  • Ídem.

Bibliografía consultada:

  • Freud S.: Psicología de las masas y análisis del yo. Amorrortu editores
  • Freud, S.: El malestar en la cultura. Amorrortu editores
  • Miller J. –A.: Lógicas de la vida amorosa, 4ta conferencia
  • Miller J.A.: Piezas sueltas, cap. La relación corporal
  • Acuña, E.: Curso Sexuaciones –mujeres y hombres con lo femenino ( Febrero 2021)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s